Marcas

Juan Carlos Salvatierra: ‘Me quitaron las ganas de estar en el Rally’

La organización no aprobó su cuadriciclo Barren Racer One 690, pese a que fue aceptado en la inscripción en julio. El Chavo ni siquiera fue recibido en la inspección administrativa y técnica.

Juan Carlos 'Chavo' Salvatierra

Juan Carlos 'Chavo' Salvatierra Fotos: PRENSA CHAVO SALVATIERRA

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

10:58 / 11 de enero de 2019

Juan Carlos Salvatierra está decepcionado con la Amaury Sport Organisation (ASO) por no dejarle correr en la cuadragésima primera edición del Dakar, y de momento no quiere saber nada de la carrera.

La organización no aprobó su cuadriciclo Barren Racer One 690, pese a que fue aceptado en la inscripción en julio. El Chavo ni siquiera fue recibido en la inspección administrativa y técnica.

— ¿ Cómo se siente por lo que le hizo la ASO?

— Estoy muy frustrado y dolido porque están prohibiendo que tenga la posibilidad de intentar cumplir un objetivo: lograr el sueño de poner a mi país en el primer lugar del Dakar, que es para lo que mi equipo y yo trabajamos muchísimo durante un año y hoy, por este abuso, esta ilegalidad y esta discriminación que estoy sufriendo, no lo voy a poder hacer.

— ¿Logró reunirse con el francés Yann Le Moenner (director ejecutivo de la ASO) para tratar el tema?

— Yo estoy decepcionado. La verdad pensé que habían personas íntegras que puedan aunque sea verificar este tema, y ayer (por el sábado) el señor Yann Le Moenner ofreció al Embajador de Bolivia (en Argentina, Gustavo Rodríguez) una reunión para hoy (por ayer), con delegados técnicos y de la FIM (Federación Internacional de Motociclismo), para por lo menos recibir explicaciones del porqué no me dejan correr; y hoy (ayer) no respondió a los mensajes del embajador ni a los míos, para ver dónde y a qué hora iba a ser la reunión.

— ¿Por qué cree que le hicieron esto?

— Está claro que esto se potenció después de que gané el Desafío del Inca (en Perú, en septiembre de 2018) por un reclamo de un grupo de pilotos, que al final ni la organización dice con certeza cuántos fueron ni quiénes fueron, porque cuando se hace un reclamo, siempre se tiene que avisar quién lo hace.Todo fue un tema anónimo y el agravante es el actuar de la organización, infringiendo su propio reglamento y el propio proceder de un conducto normal de este tipo de cosas.

— ¿Cómo le deja toda esta situación?

— Me cortaron las ruedas antes de empezar a correr, y lo que es peor, no solo a mí, a todo el equipo que vino conmigo a trabajar, porque somos un team que también tiene que atender a otros pilotos, a mis mecánicos y a la gente que viene a colaborarme. Les han cortado el derecho al trabajo a estas personas que forman el grupo.

— La ASO publicó un comunicado en el que dice que el problema no es con usted, sino con el cuadriciclo, y que le avisaron el 12 de octubre…

— No es así. Ahí mismo (en la red social Facebook) les contestamos que muestren cuál fue la comunicación del 12 de octubre. Ya pasaron horas desde esa comunicación y hasta el momento no la publicaron porque no la hay, es una mentira, así como también es falsa la apreciación que ponen ahí, que mi vehículo es un prototipo.

De mi vehículo ya hay muchos que fueron construidos y que están circulando. Si bien no están en competencia en el Dakar, pero el reglamento no dice que tiene que haber 2, 5 o 10 de este vehículo para poder ser considerado en el Dakar.

— Entonces, ¿cuándo se comunicaron con usted?

— El 19 de noviembre recibí un correo electrónico de Etienne (Lavigne, director del Dakar) diciendo que me recomendaba no participar en este cuadra por las complicaciones del reclamo que hay y que independiente de lo que diga la FIM, si cumple o no con el reglamento, ellos no me iban a dejar correr.Ahí demuestran que al final no importa el reglamento. Si ellos deciden que no, una persona o un vehículo no corre.

Ya el 23 de noviembre me envió otro correo, una explicación “que es prototipo, que es muy cara, que no hay para comprar”. Todo totalmente falso porque no tienen pruebas de nada de lo que me puso en ese correo; al contrario, yo sí tengo todas las pruebas para respaldar.

Hay que dejar algo muy claro: no importa si ellos me avisaron que no me iban a dejar correr, el tema es que se está incumpliendo el reglamento al no dejarme correr.

Así me hubieran avisado hace cuatro meses o hace cuatro días, mi vehículo no deja de cumplir el reglamento que está vigente, entonces está totalmente fuera de lugar que me digan que me avisaron y más agravante es todavía que no tengo ninguna comunicación oficial de ese supuesto aviso, porque un correo electrónico de Etienne no es una comunicación oficial.

No corresponde que sea Etienne el que diga si es válido o no, ahí tienen que intervenir los delegados técnicos, ya sea de la FIM o del Dakar, y poner los motivos que hacen que no cumpla el reglamento.

— Cuando le llegaron los mensajes de Etienne, ¿pensó en cambiar de vehículo?

— En ningún momento les dije que podía cambiar de cuadra, porque para este vehículo invertí mucho dinero, tiempo para conocerlo, para entrenar, para saber las mecánicas, para que mi equipo sepa todo lo que hay que hacer.

Yo a esta carrera venía a buscar la victoria, no venía a pasear, y para ello se requiere muchísimas horas de entrenamiento, de inversión en viajes, repuestos, en muchas cosas que ya había hecho, entonces, no había ninguna posibilidad de buscar otra cuadra.

Si al momento de inscribirme me avisaban que no iban a dejarme correr este tipo de cuadra, ahí optaba por ver si compraba otra marca de vehículo o si decidía venir o no a esta carrera, así de sencillo.

— En los últimos días apareció la opción de que corra en la cuadra de Santiago Hansen, mochilero de Wálter Nosiglia, ¿era factible esta posibilidad?

— Fue una idea que me ofreció Wálter y que la organización quería que acepte para salvarles el pellejo (se ríe mientras declara), pero es una idea ilógica porque yo no voy a poner en riesgo mi vida por un problema de mal manejo de la organización.

No me voy a subir a una cuadra que no conozco, sin entrenar, sin conocer, para poner en riesgo mi vida, eso es muy peligroso cuando la intención es el primer lugar, que era mi objetivo.

— ¿Todo lo que le sucedió le quita las ganas de correr en un futuro Dakar?

— Totalmente, porque sucede que siempre he sido una persona con principios bien rectos y me gusta estar en lugares y situaciones donde compartimos los mismos principios, entonces, por estos actos, esta organización, que se pensaba seria, hoy demuestra todo lo contrario y me quita las ganas de estar en una competencia donde se manipulan a su conveniencia las reglas y se discrimina personas.

De momento se me quitaron las ganas del Dakar, mientras sigan permitiéndose este tipo de cosas y la organización siga cometiendo este tipo de atropellos y abusos.

Si el día de mañana veo cambios dentro de la organización, dentro del manejo de las cosas, de la seriedad, no puedo decir que no voy a volver, porque al final, si bien se me quitaron las ganas de estar en el Rally Dakar, no quiere decir que se me hayan quitado las ganas de seguir haciendo lo que me apasiona, que es mi deporte: correr.

— ¿Qué le dice a la gente que lo alentó estos días?

He visto la cantidad enorme de mensajes y el apoyo muy grande de mucha gente en Bolivia, y la verdad que eso es lo que me ha tenido con las ganas de luchar hasta el final.

Fue muy buena energía en estos momentos difíciles y hace que ahora, en el tema legal, vaya a luchar muy fuerte para demostrar que Bolivia es un país digno, que no va a permitir que este tipo de organizaciones extranjeras vengan a nuestros países a cometer este tipo de atropellos y delitos.

Perfil

Nombre: Juan Carlos Salvatierra Vilagut.

Nacimiento: Santa Cruz, 23 de abril de 1981.

Profesión: Administrador de empresas. Tiene una compañía que distribuye artículos deportivos.

Familia: Está casado con María Fernanda Cabrera y tiene dos hijas: Camila (10 años) y Emilia (7).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia