Marcas

Guido Loayza ‘Con un proyecto y trabajo todo se unifica’

Guido Loayza, candidato de la fórmula El Salto al Futuro para la Federación Boliviana de Fútbol, hace un resumen de su plan de gobierno en caso de ser electo.

Guido Loayza, candidato de El Salto al Futuro. Foto: Archivo

Guido Loayza, candidato de El Salto al Futuro. Foto: Archivo

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

10:29 / 09 de abril de 2018

—  ¿Cuál es su propuesta para dirigir el fútbol boliviano si es elegido presidente de la FBF?

— La columna fundamental de nuestra propuesta será la lucha contra la corrupción y el prebendalismo. Desde hace varios lustros, el fútbol ha caído en manos de un funcionamiento poco transparente que fue percudiendo todo y cayó como catarata en FIFA, Conmebol y Asociaciones Nacionales.

Todo comenzó a cambiar a partir del 27 de mayo de 2015 cuando la Fiscalía de Estados Unidos y el Gobierno suizo tomaron cartas en el asunto y empezó a develarse la estructura corrupta que manejaba el fútbol con base en Concacaf y Conmebol.

Lo más grave fue cuando Alejandro Burzaco, empresario de contenidos de Tv, declaró cifras que habrían convenido recibir los dirigentes de la Conmebol y todos tenían nombres de marcas de automóviles en lugar de sus nombres para recibir esas coimas.

A partir de ahí se busca el cambio que debe ser profundo, no existe posibilidad de hacer un maquillaje, sino que debemos ir al fondo y desterrar esa política. Volveremos a las bases, a la filosofía de Rafael Mendoza, Mario Mercado y Roberto Paz, entre otros, que generaron una cultura que queremos mantener con total transparencia y se saque a esa lacra que entra al fútbol a buscar canonjías en lugar de trabajar por él.

Formaremos una estructura que nos cuide de la corrupción y cito la fórmula de Robert Klitgaard (C=M+D-A). Donde corrupción (C) equivale a monopolio de la decisión (M) más discrecionalidad (D) menos rendición de cuentas (A).  Queremos una estructura donde no haya corrupción.

— ¿Cuáles son los otros pilares de su fórmula? 

—Son importantes en nuestra política la resolución de las dicotomías que tiene nuestro fútbol en la actualidad.Por ejemplo, entre el amateur y el profesional, las diferencias de clubes con la selección, el balompié continental contra el país y esa autonomía del fútbol en su diálogo con su entorno en referencia al Gobierno del país.

También las luchas que hay entre el fair play financiero y su endeudamiento creciente, entre la corrupción y la claridad en el manejo.

Hay un tema también fundamental que es el del arbitraje y su actual estructura. Los extranjeros nos han demostrado las diferencias que hay entre lo que hacen ellos y lo que se maneja en el país. Para eso hay que traer profesores y maestros que enseñen y controlen el crecimiento.

Esas cosas considero que hay que resolver si es que acaso llego a la presidencia de nuestro fútbol.

— ¿Cuáles serán sus primeras tareas en caso de ser electo presidente para que la FBF tome el poder absoluto del fútbol profesional y el amateur?

— Tomarnos 100 días para armar la estructura de la FBF, en ese tiempo debemos hacer la parte primordial que es la reglamentación del estatuto. En ese tiempo se deberá entender el reglamento que debe ir en línea con la estructura matricial para que funcione perfectamente. En 100 días habrá que armar la estructura deportiva, administrativa, capacitación, relación estatal y administrativa. Debemos usar la menor cantidad de dirigentes para el manejo del fútbol y utilizaremos lo más posible profesionales idóneos designados con base en concurso de méritos.

— ¿Cómo hacerlo?

— Pensamos implementar una estructura matricial eficiente, moderna y con objetivos claros. Esa estructura tiene dos componentes: el eje de abscisas con los productos que debe  generar el fútbol con un experto para su manejo. Y en las ordenadas estarán las áreas de trabajo y en el encuentro es cuando se optimiza el resultado en su parte operativa y financiera. Este sistema nos permite romper la separación odiosa entre el fútbol profesional y el de aficionados. Teníamos la mala costumbre de que cada uno tenía su idea y creó su propia estructura. Con un sistema matricial vamos a optimizar el trabajo, por ejemplo, habrá un solo departamento responsable de los torneos con un calendario anual único. 

— La primera vicepresidencia que le corresponde al fútbol profesional quedó acéfala porque la Liga no eligió a tiempo a su candidato. ¿Ha pensado en el perfil que debe tener la persona que ocupará interinamente ese puesto?

— Hay que designar a una persona que conozca los problemas más acuciantes del fútbol, que son comunes. Entre todos veremos una persona que trabaje con este sistema y que tenga tiempo, no queremos dirigentes de a ratos, sino gente que trabaje a tiempo completo.

— ¿Pudo pensar qué perfil profesional deben tener el secretario ejecutivo y el director financiero que son los nuevos cargos de la estructura?

— Serán elegidos mediante una empresa especializada y  concurso de méritos. La firma nos dará currículos, hará preselección y de los tres mejores para cada área elegiremos a uno. Por ejemplo, un financiero podría ser expresidente de un banco. Para nada estarán en esos cargos algún dirigente de un club al que le debamos alguna canonjía o deuda por votar por nosotros. Todo será manejado con absoluto  profesionalismo.

— ¿Cómo se organizará la competencia de las asociaciones en procura de que sus actores tengan más tiempo de competencia?

— El área de torneos planificará campeonatos para formar futbolistas competitivos. Esa oficina dirá el tiempo del torneo y trabajará con el área de marketing que dará su informe de los recursos para conseguirlos.

— Una constante de nuestro fútbol es la falta de infraestructura. La selección juega en La Paz, ¿va a tener su centro de entrenamiento en esta ciudad?

— Tenemos que planificar y hacer un inventario, qué tenemos en las asociaciones, en los clubes, en los gobiernos municipales, en el nacional. Hay que pensar cómo podemos hacer una infraestructura mejor que ésta. No es dónde vamos a poner, sino qué vamos a poner ahí, para ello hay que tener primero el proyecto y su costo.

Por ejemplo, habrá que determinar si la selección necesita dos o más canchas y qué otros ambientes más debe disponer. Tenemos que pensar también en el fútbol playa, femenino y salón. Hay que darles capacitación permanente a todos los actores, ésa es una meta que hay que cumplir. El fútbol amateur ingresará en inventario de proyectos, definiremos qué necesita cada asociación y luego iremos a la parte financiera. Acudiremos a Conmebol y FIFA para seguir presentando proyectos y seguramente diremos que la casa de la selección es  prioritaria y así seguiremos sin solución de continuidad presentando más y más proyectos de infraestructura.

— Mauricio Soria, el seleccionador, tiene contrato hasta diciembre de este año. Luego, ¿qué va a pasar con su equipo de trabajo?

— No me parece un asunto relevante ese. Primero hay que tener el proyecto selección y luego ver cómo lo manejamos. No podemos hablar del techo antes que del cimiento. Antes de hablar del DT hay que decir cuánto tiempo de trabajo tendrá, dónde y con quién jugará y luego definir cuánto cuesta todo eso. No es cosa de decir ‘a mí me gusta un DT’. Ahora no es importante el nombre, sino el proyecto, aprovecharemos la coyuntura para sacar provecho a lo positivo y negativo. Cuando estén los candidatos les presentaremos nuestro proyecto y les preguntaremos cómo piensan cumplirlo y cuánto cuesta hacerlo realidad. Y el departamento financiero nos dirá la capacidad económica que tendremos para pagarle. Repito, no pienso en el DT ni en cuánto pagarle, sino en tener primero un proyecto.

— ¿Cómo hará para encontrar adhesión en quienes ahora son su oposición?

— Todo se aúna cuando hay proyecto. En 1993 también había tirios y troyanos (tópico literario que se refiere a enemigos irreconciliables). Clubes y asociaciones siempre han habido; pero cuando se tiene un proyecto y se trabaja todo se unifica y no pienso en la división. Yo no hago lo de ofrecer y dar, sino pedir porque no tengo que pagar ninguna factura a nadie, porque no hemos comprado ni un voto. Solo buscamos votos concienciales, el que quiere votar por nosotros lo hace, pero nosotros no vamos a hacer nada a cambio, sino solamente trabajar, trabajar y trabajar.

Ellos saben que si entramos a la presidencia habrá, por ejemplo, ingresos mayores por la venta de los derechos de televisión y nosotros tenemos la experiencia de haber ido a Ecuador, de estar en la Federación de ese país y preguntamos qué hicieron y saber cómo lo han logrado.

El cambio se dará cuando todos vean que se benefician. Los clubes por lo menos cuadruplicarán sus ingresos y también habrá más exigencias. Les vamos a poner en una realidad de un fútbol mucho más competitivo y exigente y cambiaremos la mentalidad del fútbol boliviano. 

Perfil

Trayectoria: Guido Loayza Mariaca es paceño (26 de marzo de 1944). Dirigió la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en la gestión 1993-1994. En ese mandato la selección nacional, dirigida por Xabier Azkargorta, llegó al Mundial de Estados Unidos 94. Hace 10 años es presidente de Bolívar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia