Cultura

Peter Handke, el controvertido explorador del lenguaje

De origen esloveno por parte de madre, el escritor nació el 6 de diciembre de 1942 en el estado de Carintia (sur de Austria) y, durante la guerra, fue de los pocos intelectuales abiertamente proserbios.

El austriaco del Premio Nobel 2019 en Literatura, Peter Handke (Centro), llega a la ceremonia de entrega de premios Nobel en la Sala de Conciertos de Estocolmo, Suecia.

El austriaco del Premio Nobel 2019 en Literatura, Peter Handke (centro), llega a la ceremonia de entrega de premios Nobel en la Sala de Conciertos de Estocolmo, Suecia. Foto: AFP

La Razón Digital / AFP / París

12:12 / 10 de diciembre de 2019

Incansable explorador del lenguaje, el austriaco Peter Handke, que recibe este martes el premio Nobel de Literatura 2019, es un escritor prolífico que ha luchado contra las convenciones y generado notables polémicas, sobre todo por sus opiniones proserbias.

¿El Nobel de Literatura? "Habría que suprimirlo por fin. Es una falsa canonización" que "no aporta nada al lector", afirmó una vez el escritor de 77 años, de figura elegante, cabello cano peinado hacia atrás y mirada penetrante tras sus finas gafas.

En el mundo editorial, muchos pensaban que el premio nunca le llegaría, pese a que su obra sea reconocida mundialmente, debido a su compromiso durante la guerra en la ex-Yugoslavia.

De origen esloveno por parte de madre, el escritor nació el 6 de diciembre de 1942 en el estado de Carintia (sur de Austria) y, durante la guerra, fue de los pocos intelectuales abiertamente proserbios.

En otoño de 1995, unos meses después de la matanza de musulmanes de Srebrenica, viajó a Serbia y dio cuenta de sus impresiones de viaje en relatos que callan el sufrimiento de las víctimas.

En 1999, protestó contra los bombardeos de la OTAN sobre Belgrado, que calificó de un "nuevo Auschwitz".   Y siete años más tarde generó una gran polvareda al acudir al funeral del expresidente yugoslavo Slobodan Milosevic, acusado de crímenes de lesa humanidad y genocidio.

- "Insoportable"

La polémica ocultó durante un tiempo el trabajo de Peter Handke en los medios.

El Nobel no parece haber cambiado al escritor: desde el anuncio de la recompensa se ha mostrado contrariado, incluso colérico, con los periodistas que le han reclamado, en vano, explicaciones o muestras de arrepentimiento.

Para uno de los mejores especialistas de su obra, su compatriota Klaus Kastberger, el austriaco es "terco", acostumbrado a "tomar posiciones insoportables", mezclando "literatura, política y vida personal".

Numerosos artistas, como su compatriota Elfriede Jelinek, Nobel de Literatura en 2004, lo defendieron en las últimas semanas librando, tribunas de por medio, combates apasionados con otros intelectuales que le consideran indigno de tal reconocimiento.

Peter Handke, que firmó más de 80 obras, es uno de los autores en lengua alemana más leídos y más interpretados del mundo.

"Tengo el sueño y la fuerza de ser universal", declaró Handke en Alemania al recibir un premio de Literatura europea, en 2016.

Es crítico con la "literatura internacional", una copia del inglés, uniformada en un plano estructural y gramatical, y con el periodismo, que "coloniza la literatura como un cáncer".

- La influencia de la nueva novela

Profundamente marcado a los 15 años por la lectura de "Bajo el sol de Satán" de Georges Bernanos, influenciado por los franceses Claude Simon y Alain Robbe-Grillet, interrumpió sus estudios de Derecho en Viena y publicó su primera novela, "Los avispones", en 1966.

El mismo año, causó sensación con su primera obra "Insultos al público", donde se entremezclan agravios a los espectadores, mensajes de desarraigo y una crítica radical de la literatura comprometida.

El escritor de 24 años atacó los principios estéticos del "Grupo 47", que domina las letras alemanas de la posguerra y rechaza radicalmente el uso preestablecido de la lengua. Este tema estará en el centro de su obra.

Maestro de la prosa, desarrolla un estilo tajante e intenso, y afirma que "no busca el pensamiento sino la sensación".

Ganó notoriedad con "El miedo del portero al penalti" (1970) y "Desgracia impeorable" (1972), conmovedor réquiem dedicado a su madre.

La migración y la soledad marcan el ritmo de una obra abundante: una cuarentena de novelas, ensayos y antologías, pero también guiones, como el de la famosa "Las alas del deseo" de Wim Wenders.

Y culminó una obra que será presentada en el Festival de Salzburgo el verano próximo, sobre la inmolación en 2003 de un estudiante idealista en Praga.

Peter Handke se estableció definitivamente a las afueras de París en 1990, en una casa junto al campo, donde este caminante que habla francés perfectamente busca inspiración. (10/12/2019)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia