El Financiero

Dormir dos horas en una cápsula cuesta Bs 25

El primer hotel cápsula del país requirió de $us 200.000

La Razón (Edición Impresa) / Marco A. Ibañez / La Paz

12:00 / 26 de junio de 2019

Con una inversión que supera los $us 200.000 y una visión futurista, abrió sus puertas el pasado martes el primer hotel de Bolivia que acoge a sus visitantes en cápsulas “espaciales”. El hospedaje puede ser por horas o días.

Se trata de “El Prado Capsule Hostel”, ubicado en un pasaje de la avenida 16 Julio, muy cerca de la calle Colombia y casi en pleno Prado de La Paz.

El establecimiento ofrece hospedaje en habitáculos individuales e insonorizados (aislados acústicamente) en los que el huésped puede transportarse imaginariamente al espacio, afirma su administradora Célica Hernández.

Además de un mullido colchón, sábanas y almohadas, en el interior de estas cápsulas se encuentra un panel electrónico que controla la iluminación y ventilación, puertos USB para la carga de energía de dispositivos, sistema acústico, audífonos, caja de seguridad y una pantalla plasma con Tv cable. Una puerta corrediza de fibra de vidrio brinda al usuario la privacidad necesaria.

“Optimizamos espacios brindando confort y todas las comodidades al huésped a un precio razonable. Es una minihabitación dentro de otra habitación”, dice Hernández.

Este hotel cuenta con 44 cápsulas cama distribuidas en ocho habitaciones y áreas comunes como terraza, comedor, sala de juegos, café-bar y galería de artesanías. Sus tarifas en los próximos tres meses son promocionales y oscilan entre Bs 100 y 130 la noche (con ckeck-out a las 11.00 e incluyen desayuno).

Entre sus servicios también ofrece “hospedaje express", que consiste en alojamiento exclusivo para descanso a un costo de Bs 25 por dos horas.

Concepto “Estamos ubicados en pleno centro paceño y si el huésped decide dormir no escuchará absolutamente nada, aunque pase una marcha por el Prado”, asegura la administradora.

Los servicios de Capsule Hostel están dirigidos a viajeros y turistas nacionales e internacionales, así como a ejecutivos que cumplen agendas con horarios apretados en la sede de Gobierno.

Cada cápsula, que tiene un costo aproximado de $us 1.500, consiste en un bloque modular de fibra de vidrio con una dimensión de más de 2 metros de longitud, 1 metro de alto y 1,25 metros de ancho. Todas ellas fueron importadas de China y cumplen estrictas medidas de seguridad para evitar su deterioro.

En cada cuarto del hotel, los habitáculos personales están ubicados, lado a lado y uno sobre otro, con escalones que dan acceso al segundo nivel. El equipaje y calzados del huésped se almacenan en casilleros individuales.

Este concepto de hospedaje es nuevo en Bolivia y en Latinoamérica, asegura Hernández, y se originó en Japón en 1977, cuando se inauguró el primer hotel con cápsulas cerradas, pequeñas y baratas para que los trabajadores que no podían volver a casa, tras una larga jornada laboral, pudieran pasar la noche en la ciudad sin gastar mucho dinero.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia