Animal Político

Millones de cubanos discutirán su constitución

La propuesta de reforma será debatida por la población, con base en esto luego habrá un referéndum.

La Razón (Edición Impresa) / Remberto Cárdenas Morales es periodista

07:00 / 01 de agosto de 2018

A la propiedad privada se le debe poner límite y debe predominar la propiedad de todo el pueblo; el mercado “capitalista” tendrá al frente al mercado socialista, y la etapa comunista tiene que explicarse en la introducción de la ley de leyes de la Mayor de las Antillas, han dicho diputados que aprobaron las reformas a la Constitución Política cubana (CPc).

La propuesta de los diputados de la Isla indómita será debatida por millones de cubanas y cubanos, durante tres meses, sugerencias que serán recogidas por los parlamentarios y éstos las devolverán para que un referéndum las apruebe o no.

Será un gigantesco ejercicio de libre expresión de las/os cubanas/os, al que han sido convocados por Raúl Castro, dirigente máximo del PCC, en el 65 aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes:

“Se iniciará un trascendental ejercicio político y democrático cuyo éxito dependerá en primer lugar de la participación activa del pueblo cubano, del Partido, la UJC y demás organizaciones, de modo que se garantice el carácter irrevocable del socialismo y la continuidad de la Revolución”.

En varias ocasiones, Raúl planteó que en su país acabe el “secretismo” porque de nada servía a la revolución socialista. En esa línea, los medios de difusión, desde la Isla, propagaron lo que él sentenció: Hay un “cuatrero” que le roba al pueblo cubano y que será apresado, investigado y procesado porque estamos en campaña contra la corrupción, agregó. También, esos medios y sus periodistas, por los que se dice, de manera descomedida, que con frecuencia callan por obediencia, reprodujeron lo que afirmó entonces el líder supremo de la Revolución: La revolución cubana —dijo Fidel— puede ser derrotada por dentro, por la corrupción, si ésta no es derrotada a tiempo.

Estos días creemos que medios y periodistas cubanos han resumido mejor las propuestas de reformas constitucionales que otras agencias informativas. Esa es, pues, una obligación suya.  

Los mastodontes de la información, para el mundo, aseguran que los cubanos dicen con esos textos: “Adiós al comunismo” o que ya no se proclaman marxistas leninistas (ni martianos ni bolivarianos ni castristas, agregamos)  —todo eso era Fidel— lo que parece alegrar a unos otrora hinchas de Cuba y su Revolución, así como hay otros que sacan pecho, ante las reformas citadas, porque se autoconvencen de que ellas les dan la razón; no faltan los que esperan la restauración del capitalismo con las reformas constitucionales que se citan.

Si aquellas propuestas de reformas tienen como destino, entre otros, la reafirmación del socialismo, incluso para que éste sea más democrático, más participativo, invencible, no existió ni existe y quizá no exista un socialismo de verdad que no haya tenido o que no tenga al marxismo leninismo como teoría y como método (lo que no niega los aportes criollos). Y el socialismo, como la primera fase del comunismo, en la Revolución cubana fue definido por el líder histórico de aquella gesta —revolución ininterrumpida— así: “(…) La construcción del socialismo y del comunismo es, esencialmente, una tarea política y una tarea revolucionaria, tiene que ser, fundamentalmente, fruto del desarrollo de la conciencia y de la educación del hombre para el socialismo y para el comunismo”.

Un diputado cubano ha dicho que la supresión de la construcción del comunismo (en las reformas), debe ser explicada en la introducción de las reformas formuladas.

Esperamos que los medios de difusión y de comunicación, con sus periodistas, participen en el debate de aquellas reformas e informen sobre ellas, así como ya lo hacen.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en el reciente congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), habló de la actividad profesional de aquellos:

“Los resúmenes de las comisiones serán un útil instrumento de trabajo para asumir los nuevos espacios mediáticos, sin temores, creativamente a la ofensiva, venciendo las ventajas tecnológicas de las plataformas colonizadoras con el talento y la creatividad que nos dio nuestra naturaleza batalladora y la herencia cultural y política que nos dejó Fidel, que nos siguen entregando Raúl y sus compañeros de la generación histórica”.

Nosotros postulamos que los periodistas cubanos informen, comuniquen, opinen y analicen —cuatro formas del oficio suyo— respecto de las reformas a la Constitución de y para los cubanos. Así los que “cuentan cosas” ejercerán, plenamente, el derecho a la palabra.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia