Columnistas

De Rodríguez a Ortiz

Rodríguez se ha condenado al ostracismo político, sin nada que hacer en las elecciones de octubre.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Atahuichi

00:01 / 23 de julio de 2019

Este proceso electoral está plagado de contradicciones políticas. Desde un referéndum que dijo no a la repostulación de un Evo Morales que estaba dispuesto a honrar esos resultados hasta la persistencia circunstancial de Carlos Mesa de no anotarse como candidato, las elecciones de octubre tienen condimentos políticos inesperados.

Hace unos días, el entonces candidato a la vicepresidencia por Bolivia Dice No, el senador potosino Edwin Rodríguez, pateó el tablero al anunciar su renuncia a la postulación. Si bien fue llamativa su decisión, sus argumentos fueron mucho más; cuestionó la actuación de su otrora compañero de fórmula, Óscar Ortiz, a quien culpó de ser funcional al oficialismo al buscar en Carlos Mesa su principal contendor.

A partir de esas afirmaciones, los cruces verbales entre los también senadores de la extinta alianza Unidad Demócrata (UD) fueron más intensos, al punto de insinuaciones de “acuerdos subterráneos” en “términos económicos”, como dijo Ortiz de su ensañado interlocutor. Es que, al renunciar, Rodríguez defendió la idea de candidato único en torno a Mesa, cuya alianza Comunidad Ciudadana (CC), de paso y de manera oficiosa, aplaudió en un precoz comunicado la decisión del dimisionario.

Desde que Mesa rechazó la invitación a un acuerdo nacional único de parte de Demócratas, el partido del gobernador Rubén Costas, Ortiz y sus aliados encontraron en el candidato presidencial el blanco de una serie de acusaciones, quizás a sabiendas de que representaba la fuerza electoral inmediata a rebasar. Rodríguez consideró innecesaria la posición, teniendo a Morales como el principal enemigo de toda la oposición.

La renuncia de Rodríguez deja a Ortiz en una situación complicada, con la incertidumbre de que no podrá sustituirlo (ambos son resultado de las elecciones primarias y no hay forma legal de anular esa condición). Aunque, a la luz de las encuestas, Rodríguez no le aportó mucho a Bolivia Dice No en su afán de expandir su influencia en el altiplano, era nomás un factor mínimo para ese propósito.

Pero, más allá de las divergencias que pudieran haber ocasionado esta triste situación en el binomio, el caso representa la crisis de la oposición al Gobierno, que no encuentra un rumbo para posicionarse mejor ante el electorado.

Cómo pueden entenderse tremendas diferencias políticas habiendo ambos convivido en una misma facción opositora con el único objetivo de evitar la reelección de Morales. ¿Fueron tan ingenuos en confiarse a sí mismos las posibilidades de consumar el binomio al solo criterio de representar a dos regiones distintas y necesarias de vincularse, oriente y occidente?

Ortiz se posiciona bien en su reducto, con Morales acechando, pero eso no le alcanza para conquistar el poder. Pretender marcar diferencia respecto de Mesa no le ha rendido réditos políticos.

Ahora tiene que lidiar solo en sus pretensiones. Quizás tenga como consuelo conseguir más escaños legislativos y a partir de ese rendimiento organizar una mejor propuesta para las elecciones subnacionales del primer semestre de 2020.

Mientras, Rodríguez se ha condenado al  ostracismo político, sin nada que hacer en las elecciones de octubre más que emitir su voto a favor de Mesa. O —si es como lo denunció Ortiz— esperar alguna función política después de octubre o una candidatura para las elecciones subnacionales cuya campaña comenzará inmediatamente después de los comicios generales. Por lo menos será senador hasta enero de 2020.

* Periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia