Columnistas

Ramonet sobre el Papa y Evo

‘No entienden que la solidaridad con los pobres es la base misma de los evangelios’ (Francisco).

La Razón (Edición Impresa) / Xavier Albó

00:00 / 09 de noviembre de 2014

A propósito del encuentro del papa Francisco con los movimientos populares, en el que asistió también Evo no como presidente sino como líder popular de larga trayectoria, Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique, ha escrito en Adital un artículo que resalta que este encuentro ha sido trascendental, entre otras razones, por lo siguiente:

1) El hecho poco común de que el Papa convoque, en el Vaticano, a un Encuentro Mundial de Movimientos Populares con organizaciones de excluidos y marginados de todo origen étnico y religioso: campesinos sin tierras, trabajadores informales urbanos, recicladores, cartoneros, pueblos originarios en lucha, mujeres reclamando derechos, etc... Una asamblea mundial de los pobres de la Tierra. Pero de los pobres en lucha, no los resignados.

2) Las palabras utilizadas por el Papa: quiere “escuchar la voz de los pobres” porque “los pobres no se conforman con padecer la injusticia, sino que luchan contra ella” y él  “los quiere acompañar en esa lucha… Ahora los pobres quieren ser protagonistas para encontrar ellos mismos una solución a sus problemas”. Espera que “el viento de la protesta se convierta en vendaval de la esperanza (...). La solidaridad es una forma de hacer historia (...). Cuando pido para los necesitados tierra, techo y trabajo, algunos me acusan de que ‘el Papa es comunista’! No entienden que la solidaridad con los pobres es la base misma de los evangelios”. Y ha recordado que “los cristianos tenemos un programa que me atrevería a calificar de revolucionario: las bienaventuranzas del Sermón de la Montaña…”.

Hacía mucho tiempo que un pontífice no pronunciaba un discurso tan social, tan “progresista” sobre ese tema de la solidaridad con los pobres, que constituye la base misma de la doctrina cristiana.

3) Todo esto… el Papa lo ha pronunciado en presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales, ícono de los movimientos sociales y líder de los pueblos originarios. Un momento más tarde, el mandatario Morales, muy aplaudido, ha tomado la palabra ante el mismo auditorio para explicar, con muchos ejemplos, que “el capitalismo, que todo lo compra y todo lo vende, ha creado una civilización despilfarradora (...). Hay que refundar la democracia y la política, porque la democracia es el gobierno del pueblo y no el gobierno de los capitales y de los banqueros (...). Hay que respetar a la Madre Tierra” y oponerse a que “los servicios básicos sean privatizados”. Ha sugerido crear “una gran alianza de los excluidos” para defender los “derechos colectivos”.

Concluye Ramonet: “El sentimiento general de los participantes ha sido que estas dos intervenciones confirman el enorme liderazgo político y moral, a escala internacional, del presidente Evo Morales; y el nuevo rol histórico del papa Francisco, como abanderado solidario de las luchas de los pobres (...) y de los marginados del mundo.”

Solo añadiré mi yapa con relación a Evo: que, dentro de nuestra Bolivia, este su liderazgo no se contradiga con otras decisiones. Recién retornado de Roma Evo anunció, entre otras, una riesgosa y cuestionable planta nuclear y una faraónica nueva “Casa del Pueblo”.

Pocas semanas antes, Evo y el MAS habían ganado su reelección ampliamente, más allá de lo que yo mismo esperaba, con su lema “Vamos bien” y, en parte, por los mayores recursos y controles de que disponían desde el gobierno. Ahora, en su tercer periodo, tienen que esforzarse más en la plena coherencia entre sus discursos hacia afuera y sus acciones y métodos dentro del país. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia