Nacional

Romero denuncia que opositores apelan al 'matonaje' para volver a imponer su ideología

El ministro de Gobierno dijo que los comités cívicos y dirigentes políticos de la oposición recurrieron a grupos de choque pagados para obligar a acatar un paro ante la nula respuesta de ciudadana.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una fotografía de archivo de La Razón

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una fotografía de archivo de La Razón

La Razón Digital / ABI / La Paz

15:44 / 09 de diciembre de 2018

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó este domingo que la oposición boliviana apela al "matonaje" para imponer su ideología y los intereses políticos de las élites que intentan volver al poder y deshacer el Estado inclusivo y plurinacional que construyó el presidente Evo Morales junto a las organizaciones sociales del país desde 2006.

"La política de ninguna manera puede ser pretexto para encubrir acciones de choque, de matonaje, de asesinato. Lo que ha sucedido en Riberalta es un asesinato, el asesinato de una ciudadana trabajadora, humilde, de una compatriota boliviana", dijo en una entrevista con medios estatales.

En la víspera, Suleydi Estívariz, la mujer de 56 años que murió durante el paro convocado por opositores al Gobierno, fue sepultada en medio de muestras de dolor y pedidos de justicia.

Romero dijo que los comités cívicos y dirigentes políticos de la oposición recurrieron a grupos de choque pagados para obligar a acatar un paro ante la nula respuesta de ciudadana que apoya al Gobierno de Morales y su reelección en los comicios de 2019.

"Eso es lo que se ha hecho en el caso de Riberalta, se ha armado un grupo de choque en motocicletas para que se dirijan a diferentes puntos de la ciudad y vayan a obligar, por la vía de la coacción, de la fuerza de la violencia física y psicológica, a las personas a cerrar sus negocios, a irse a sus casas, a dejar de hacer sus trámites, a dejar de concurrir a los bancos, a los mercados, a los restaurantes, a los servicios, a las entidades públicas", denunció, respaldado con videos y fotografías que grafican la jornada de violencia vivida el anterior jueves en esa población del Beni.

Romero dejó establecido que democracia es tolerar las ideas y no obligar a alguien a acatar un paro político "a palos" y a quien se resista "dar fin con su vida".

"Se quitaron su disfraz y se presentan como lo que son: racistas, violentos, intolerantes, antidemocráticos, enemigos de las instituciones del Estado, enemigos de quienes tienen rasgo indígena o mestizo", manifestó.

El ministro también deploró las "tremendas agresiones" de las autodenominadas plataformas ciudadanas 21F que atacaron a los policías que custodiaban el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con instrumentos punzo cortantes, palos, fierros, piedras, adoquines y otros instrumentos contundentes.

"Primero es una agresión a la institución, la Policía, y segundo a un conjunto de compatriotas, al policía de extracción del pueblo, de rasgos indígenas, mestizos y miembros del pueblos", señaló.

Romero advirtió que los detractores a una posible reelección de Morales intentan replicar las manifestaciones de separatismo de 2008 y las acciones de amedrentamiento y violencia a sectores populares e indígenas como la masacre del Porvenir.

"En el fondo hay un rechazo a un Estado que ha recuperado el control de la economía y que trabaja en beneficio de la mayoría, en condiciones de equidad, beneficiando al conjunto de los bolivianos, pero priorizando a las mayorías más necesitadas. Hay una suerte de odio hacia ese Estado, un Estado que ha sido que ha sido producto de un gran proceso de democratización a través de la Asamblea Constituyente que ha logrado canalizar la representación de la mayoría social personificada en Evo Morales, de origen indígena campesino popular", argumentó. (09/12/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia