Mundo

A ocho asciende número de personas fallecidas en accidente de tren en Filadelfia que iba a exceso de velocidad

Entre los 18 heridos que siguen ingresados en el hospital universitario de Temple, ocho están en estado grave, pero con perspectivas de mejora, precisó el jefe del establecimiento.

La Razón Digital / AFP / Washington

22:50 / 14 de mayo de 2015

El saldo de muertos del descarrilamiento de un tren el martes en Filadelfia ascendió este jueves a ocho, con el hallazgo de un nuevo cuerpo entre los escombros, una catástrofe que pudo haber sido evitada con una tecnología de limitación de velocidad, según los investigadores.

El accidente ocurrió hacia las 21H21 (01H21 GMT), cuando el tren 188 de la compañía ferroviaria pública Amtrak tomó una curva a 160 km/h, dos veces superior al límite autorizado, antes de frenar de urgencia y descarrilarse, aseguran los investigadores.

"Hemos encontrado el cuerpo de otra víctima", con la ayuda de un perro, entre los escombros del primer vagón, indicó en una conferencia de prensa el jefe de los bomberos de esta ciudad del este de Estados Unidos, Derrick Sawyer.

Ahora, se conoce la suerte de cada una de las 243 personas que viajaban en el tren, señaló por su parte el alcalde Michael Nutter, dando a entender que se trata del saldo definitivo de víctimas.

El accidente dejó también más de 200 heridos, de los cuales 43 seguían hospitalizados el jueves por la tarde.

Entre los 18 heridos que siguen ingresados en el hospital universitario de Temple, ocho están en estado grave, pero con perspectivas de mejora, precisó el jefe del establecimiento.

El presidente Barack Obama presentó sus condolencias a los familiares de las víctimas y prometió una investigación exhaustiva y una cooperación "a todos los niveles de gobierno" para descubrir exactamente qué pasó.

Por el momento se desconocen las causas exactas del accidente. El conductor, que también resultó herido, afirmó a su abogado que no recuerda lo sucedido.

Identificado en los medios como Brandon Bostian, un neoyorquino de 32 años, "recuerda estar conduciendo el tren. Recuerda de manera general haber ido por esa zona (pero) no tiene absolutamente ningún recuerdo del accidente o de cualquier cosa anormal", dijo su abogado Robert Goggin a la cadena ABC News.

El hombre, que sufre de una conmoción cerebral y de una herida en la cabeza, no recuerda tampoco haber realizado un frenado de emergencia al tomar la curva.

"Dijo que estaba llegando a un tramo de la vía donde la velocidad está limitada. (...) Y lo que recuerda luego es que se despertó y buscó su teléfono" para llamar al 911, relata su abogado.

Conductor "irresponsable"

El  conductor fue "imprudente e irresponsable", estimó el alcalde Michael Nutter el jueves en la cadena CBS. "No sé que le pasó, no sé que pasó en su cabina", pero "no hay excusa posible", sentenció.

La Agencia Nacional de Seguridad en el Transporte, (NTSB), encargada de la investigación, indicó el miércoles que el tren tomó una curva a 160 km/h antes de realizar un frenado de emergencia. El límite de velocidad en esa curva es de 80 km/h, y en el tramo anterior de 112 km/h, según la Agencia ferroviaria federal.

La atención de los investigadores se centra ahora en la ausencia de un sistema de limitación automática de velocidad en ese tramo, una tecnología que habría podido evitar el accidente, según Robert Sumwalt, funcionario de NTSB.

"Si se hubiera instalado el sistema en ese tramo de las vías, el accidente no se habría producido", afirmó.

Llamado Positive Train Control (PTC), este sistema de control permite saber dónde se encuentran los trenes y la velocidad a la que van, gracias a sensores GPS colocados tanto en los trenes como en las vías.

Un sistema informático centraliza los datos e impide cualquier exceso de velocidad o colisión con otro tren, actuando directamente en el motor, en lugar del conductor. Puede frenar si va demasiado rápido o detenerlo completamente si detecta un obstáculo en las vías.

La NTSB reclama desde hace tiempo la instalación de este sistema. Tras una colisión entre un tren de pasajeros y uno de de carga que dejó 25 muertos en 2008 en el norte de Los Ángeles, el Congreso estadounidense adoptó una ley que obliga a las principales compañías ferroviarias a instalar este sistema de seguridad antes de fines de 2015.

No obstante, una comisión del Senado adoptó recientemente una medida que ofrecería a las compañías un plazo adicional de cinco a siete años.

El director de Amtrak, Joseph Boardman, aseguró el jueves que la empresa pública comenzó a instalar este sistema en la década de los 90. "Funcionan entre Boston y Nueva York. Pero tuvimos que cambiar muchas cosas en ese corredor ferroviario para que funcione y estamos muy cerca de  terminar".

Esta "tecnología puede salvar vidas", estimó el miércoles la senadora demócrata Dianne Feinstein en su cuenta Twitter. "No podemos permitirnos un nuevo retraso", añadió.

El presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, aseguró el jueves que no tiene intención de reducir el financiamiento de Amtrak. La mayoría republicana en el Congreso propone cortar las subvenciones federales a Amtrak en un 18% en el presupuesto de 2016.

"No es un tema de financiación. El tren iba dos veces más rápido de lo permitido", dijo Boehner. "Los fondos suficientes están ahí, no se ha reducido ninguna cantidad para la seguridad del transporte ferroviario", agregó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia