Economía

75% de la capacidad del satélite de telecomunicaciones está copado

El 75% de la capacidad total del satélite de telecomunicaciones Túpac Katari (TKSAT-1) ya está vendido. Los clientes, entre públicos y privados, suman unos 25, algunos de los cuales son operadores de telecomunicaciones que revenden el servicio.

Tecnología.  Lanzamiento del satélite Túpac Katari desde la base de Xichang-China, en diciembre de 2013. Foto: Xinhua

Tecnología. Lanzamiento del satélite Túpac Katari desde la base de Xichang-China, en diciembre de 2013. Foto: Xinhua

La Razón (Edición Impresa) / Claudia Villca / La Paz

00:00 / 27 de diciembre de 2015

El 75% de la capacidad total del satélite de telecomunicaciones Túpac Katari (TKSAT-1) ya está vendido. Los clientes, entre públicos y privados, suman unos 25, algunos de los cuales son operadores de telecomunicaciones que revenden el servicio.

Así lo hizo conocer el director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, quien además detalló que el 60% está ocupado por clientes públicos y privados; mientras que el restante 15%, que también ha sido comprado, será utilizado recién en los primeros meses de 2016. “Hoy, el TKSAT-1 tiene el 75% de su capacidad vendida”, puntualizó.

Hace dos años, el 20 de diciembre de 2013, desde la base de Xichang en China fue lanzado con éxito al espacio el satélite boliviano Túpac Katari. Fue construido en ese país por la Corporación Industrial Gran Muralla con un costo total de $us 302 millones.

No obstante, la prestación de servicios del satélite comenzó en abril de 2014, gestión que concluyó con una ocupación del 33% de su capacidad. A la fecha, la ocupación alcanzó el 60%.

El servicio fue vendido a empresas privadas y públicas que prestan servicios de televisión satelital, Telesalud, Teleeducación, ampliación de la cobertura de internet y telefonía en el área rural, y amplitud de la señal para transmisiones en vivo de medios de comunicación, informó Zambrana.

En cuanto a los clientes del satélite,  explicó que son de 23 a 25 directos, varios de los cuales son operadores de telecomunicaciones que revenden el servicio. Las empresas “son nacionales y algunos de capital extranjero”.

Entre las compañías están la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), Nuevatel (Viva), Telecel (Tigo), canales de televisión como Bolivia Tv y red Uno de Bolivia, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Aduana Nacional de Bolivia y Servicio General de Identificación Personal (Segip), entre otros.

Zambrana destacó como uno de los logros “concretos y trascendentales” el lanzamiento del satélite, el mayor acceso a la tecnología por parte de la población boliviana. “Esto es quizá más importante que el acceso al mar,  para el desarrollo de la economía y para vencer a la pobreza”, aseguró.

Asimismo, resaltó que el TKSAT-1 brinda servicios de telecomunicación a poblaciones que antes no lo tenían. En las zonas rurales ya cuentan con educación y servicios de salud con los proyectos Telesalud y Teleeducación de los ministerios del área. “Así se mejoran los índices en las tasas de salud pública y se logran mejores oportunidades para jóvenes y niños”.

Sobre datos cuantitativos, Zambrana indicó que de acuerdo con estudios de esa entidad, actualmente hay más de 150.000 televisores conectados al satélite. “Si hablamos de familias con al menos cinco miembros, estamos cerca del millón de personas que pueden ver la televisión y escuchar radio a través del satélite en sitios alejados”.

Añadió que en esta gestión se llegó a instalar 2.500 telecentros en poblaciones rurales, que brindan servicios de telefonía e internet.

La facturación del TKSAT-1 este año alcanzó los $us 19 millones y se prevé llegar de $us 24 a 30 millones en 2016. “Al colmar la capacidad del satélite la facturación se estabilizará sobre los $us 35 millones por año, lo que en el tiempo de vida que le queda al satélite los ingresos llegarán a los $us 500 millones”, dijo la autoridad.

Más datos sobre la temática

EMPRESAS. El director de la ABE, Iván Zambrana, dijo que dio prioridad en la prestación de servicios a empresas nacionales y se dejó de lado a las extranjeras.

MILLONES. Solo en diciembre de este año, la Agencia Boliviana Espacial (ABE) sumó una facturación de $us 2 millones con una ocupación efectiva del satélite del 60%.

Escuelas, con acceso a internet desde 2016

Por disposición del Gobierno, el próximo año se hará la conexión de internet a todas las unidades educativas públicas del país. Para ello, se utilizarán recursos del Programa Nacional de Telecomunicaciones de Inclusión Social (Prontis) para financiar el proyecto.

“Todas las escuelas públicas se conectarán a internet en 2016. La Asamblea Legislativa aprobó una ley que permite que en 2016 se usen fondos del Prontis para financiar la conexión a internet de las escuelas”, informó a La Razón el director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana.

Destacó que la decisión para este tema ya fue tomada y se trata de una “prioridad” para el Estado. “Lo que resta es completar la instalación de antenas parabólicas y telecentros en las escuelas”.

Servicios que brinda el tksat-1  a las firmas Entel y Nuevatel

Son los principales clientes de el TKSAT-1 y usan el satélite en el transporte de la red celular y en la conectividad a internet en zonas sin infraestructura terrestre.

Telecel. La operadora Tigo usa los servicios del satélite a través de la empresa de telecomunicaciones inalámbrica Bolsat para operar los teléfonos comunitarios que tiene instalados.

Aduana. Las oficinas de la Aduana  Nacional de Bolivia (ANB), ubicadas en puntos fronterizos, no cuentan con comunicaciones terrestres, por lo que requieren de los servicios del satélite Túpac Katari.  

Identificación. Para atender a la población, el Servicio General de Identificación Personal (Segip) usa el satélite para la conectividad informática que requieren sus oficinas en varios puntos del territorio nacional.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia