Economía

Fricciones internas agudizan el conflicto en Chuquisaca; ya se siente el desabastecimiento

El gobernador Esteban Urquizu fue perseguido y apedreado tras la fallida instalación de la asamblea que debió analizar la propuesta del Gobierno. En la capital ya se sienten los efectos de la protesta en la comercialización de alimentos y los servicios de salud. Las labores escolares están paralizadas y la basura se acumula en las calles.

Pobladores de Chuquisaca persiguen al Gobernador

La Razón Digital / Y. Donoso, R. Ariñez / Sucre y La Paz

12:44 / 08 de mayo de 2018

Debido a las posiciones contrapuestas de autoridades y dirigentes regionales respecto a la última oferta gubernamental para resolver el conflicto por el pozo petrolero de Incahuasi, los chuquisaqueños no lograron instalar la mañana de este martes la asamblea en la que justamente deberían analizar este asunto. Mientras, en su octavo día continuo de protestas, la capital del país comenzó a sentir los efectos de la falta de transporte.

La cita fue fijada para las 09.00, pero media hora después se declaró un cuarto intermedio por cuestionamientos a los asistentes. Un grupo denunció que el recinto elegido estaba lleno de oficialistas llevados por el gobernador Esteban Urquizo (MAS), quienes pretendían aprobar por aclamación la propuesta del Ejecutivo.

Entonces, por decisión del Comité Cívico de Defensa de los Intereses de Chuquisaca (Codeinca), se decidió revisar las acreditaciones para que estén presentes únicamente delegados con representación, proceso durante el que se acumuló un gran número de pobladores.

  • La asamblea de chuquisaqueños que fue postergada. Foto: Redes Sociales.

En ese momento Urquizo salió al lugar y fue increpado por los pobladores movilizados, quienes lo acusaron de traicionar a Chuquisaca y lo persiguieron lanzándole piedras y pezados de estuco seco. Los miembros de su equipo de seguridad tuvieron que utilizar un casco de motociclista para protegerlo y llevarlo hasta un lugar seguro.

Finalmenbte, hasta el mediodía la asamblea no se instaló y la población continuaba movilizada en la plaza principal.

Con este martes, Chuquisaca cumple su octavo día de protestas y paro cercado por un bloqueo con el que exige que se le reconozca la pertenencia del campo gasífero Incahuasi que se disputa con Santa Cruz en medio de mucha tensión.

  • Uno de los centros de abasto de Sucre que está cerrado por el paro. Foto: Iván Ramos.

Debido a la ausencia de transporte por los bloqueos ya se siente la carencia de alimentos, mientras que los servicios de salud y las labores escolares están paralizados y la basura se apodera de las calles.

El bloqueo que se activó al mediodía del lunes 30 de abril se mantiene inalterable. Los accesos a la Ciudad Blanca están cerrados por el transporte pesado, mientras los sindicalizados urbanos no han movido sus vehículos de las calles coloniales de esa urbe.

Por tercer día, las operaciones en el aeropuerto de Alcantarí están paralizadas y se cifra una millonaria pérdida, mientras que las labores escolares están suspendidas desde el pasado miércoles y los hospitales solo atienden servicios de emergencia debido a que los médicos se plegaron a la protesta.

Lo más complicado, no obstante, es el abastecimiento de alimentos y el encarecimiento de los productos de primera necesidad. Los mercados populares están abiertos solo por un par de horas al día debido a la medida de presión y los alimentos comienzan a escasear aunque los bloqueadores han hecho eventuales pausas para precisamente abastecerse.

En un diálogo realizado en Cochabamba, el Ejecutivo hizo la propuesta para Chuquisaca que debió ser analizada desde hoy, en la que se compromete a una millonaria inversión hidrocarburífera, el respeto de la sentencia constitucional 1160/2017 que fijó el congelamiento de las regalías a Santa Cruz y la marcación de los límites.

Pero la asamblea que debió analizar la oferta no se instaló debido a las denuncias de injerencia política del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) y afanes políticos para debilitar las protestas.

El gobernador, en un contacto con la prensa antes de que fuera perseguido por un grupo de personas movilizadas en la capital, dijo que “hemos dado la cara, hemos tenido que enfrentarnos pero sin embargo cuando hay decisiones, imposiciones, cuando un departamento es pequeño y otro es grande con más de 2 millones de habitantes hay nomás atropellos”.

Consultado por una posible suspensión de las medidas de presión, indicó que “hoy no podemos estrangularnos nosotros mismos”, pero dejó a la asamblea regional la evaluación y determinación de los siguientes pasos legales y medidas.

Para el Gobierno, al asunto se zanjará con la publicación del estudio técnico encargado a la estatal Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) que se conocerá el lunes 14 de mayo, aunque ya fijó su postura en que no se negociarán límites, anunció el vicepresidente Álvaro García. (08/05/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia