Ciudades

Revilla acusa al alcalde de Achocalla de ‘negociado y sabotaje’

La denuncia del Alcalde de La Paz se produce a seis días de la conclusión del segundo plazo para el cierre definitivo de Alpacoma, que sufrió el 15 de enero de este año el colapso de una macrocelda, lo que liberó 20.000 litros de lixiviados y 850.000 toneladas de residuos.

El alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja (MAS), y el de La Paz, Luis Revilla (Sol.bo). Fotos: Archivo de La Razón

El alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja (MAS), y el de La Paz, Luis Revilla (Sol.bo). Fotos: Archivo de La Razón

La Razón Digital / Guadalupe Tapia / La Paz

09:34 / 12 de junio de 2019

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, acusó a su par de Achocalla, Dámaso Ninaja (MAS), de tener un negociado con la firma IGBlue, por el contrato que suscribió en mayo de 2018 para instalar una planta de tratamiento que incluye los desechos generados por los habitantes de la ciudad sede del Gobierno.

Por ello, el burgomaestre paceño dijo que sospecha que el deslizamiento en el relleno sanitario de Alpacoma pudo ser un “sabotaje”.

La Razón intentó contactar telefónicamente a Ninaja, al menos en 10 oportunidades, pero la autoridad no contestó las llamadas. Sin embargo, Enrique Encinas, subalcalde del Distrito 6 de Alpacoma, indicó que Revilla tendría que sustentar sus declaraciones y presentar las denuncias ante las instancias correspondientes. “Va a tener que fundamentar, y va a tener que demostrar esos extremos ante el Ministerio Público o el Ministerio de Justicia”.

La denuncia del Alcalde de La Paz se produce a seis días de la conclusión del segundo plazo para el cierre definitivo de Alpacoma, que sufrió el 15 de enero de este año el colapso de una macrocelda, lo que liberó 20.000 litros de lixiviados y 850.000 toneladas de residuos. Achocalla pidió el cierre del vertedero, demanda que el gobierno local paceño aceptó.

“Tenemos la seria sospecha de que detrás de este deslizamiento no solamente pudieron haber habido errores, negligencias, fallas, sino un sabotaje a la ciudad, un sabotaje destinado a cerrar el relleno sanitario y a llevarse la basura de La Paz a otro lugar”, dijo Revilla.

Además, hizo público el contrato de “alianza estratégica de inversión conjunta” entre Ninaja y IGBlue, de capitales bolivianos y argentinos, que fue firmado el 17 de mayo de 2008. Su objetivo, dice la cláusula cuarta, es “dar una solución al problema de protección medioambiental y el manejo responsable de residuos, disponiendo la totalidad de éstos en el Polo Industrial Ambiental de Tratamiento Integral de Residuos Sólidos Urbanos e Industriales del Departamento de La Paz”.

“Lo llamativo es que Ninaja se compromete a depositar la totalidad de los residuos del departamento en esa planta, es decir, se arroga la representación del Gobernador y de los 89 municipios y compromete depositar la basura en esta planta a construirse”, cuestionó el burgomaestre paceño.

La comunidad Ayma fue elegida para emplazar la planta de tratamiento. El documento se firmó en mayo, ocho meses antes del colapso de la macrocelda 4.

Una fotocopia fue entregada a los periodistas. La cláusula sexta establece que la planta tiene la finalidad de atender a los municipios de La Paz, Achocalla, El Alto, Mecapaca y Viacha. La séptima, que los gobiernos locales no pagarán por el tratamiento, empero, tienen “la obligación” de entregar sus residuos en la factoría.

La octava cláusula señala que la planta podrá procesar 1.200 toneladas de residuos diarios (t/día), aunque Achocalla genera casi 10 t/día; La Paz; más de 600 t/día; El Alto, 600 t/día y Viacha, 38 t/día, según datos del gobierno departamental de La Paz.

“Está claro que se comprometió la basura de El Alto y de La Paz porque solo con la basura del  Achocalla no iba a funcionar”. La hipótesis de Revilla es que para que opere la factoría, tenía que cerrarse el relleno sanitario de Alpacoma, administrado por la empresa Tersa SA, cuya vida útil se extendía hasta 2025.

Aparte, como parte del convenio, IGBlue se comprometió a construir un camino asfaltado, que está en ejecución, según fotos que exhibió el denunciante.

La Razón intentó contactar a algún representante de IGBlue, sin embargo, la firma no tiene un sitio web, ni números de referencia, salvo el registro de comercio 00383098. Su domicilio legal se encuentra en Tarija .

La empresa participó en julio de 2018 en un acto en el que se hizo público el proyecto de industrialización de residuos sólidos desarrollado con los gobiernos locales de Viacha, Achocalla y Mecapaca, con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

El  Contrato de Alianza Estratégica de Inversión Conjunta fue refrendado por los tres concejos municipales, se informó entonces.

Para el concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) Jorge Silva, el burgomaestre Revilla armó “películas” en su cabeza, pues para hablar de sabotaje, mínimamente debería presentar pruebas.

“El Alcalde nos cuenta un cuento, pretendiendo hacernos creer que aquí hubo un sabotaje, un complot del Alcalde de Achocalla. Creo que todo  eso lo hace (con el fin de) crear una cortina de humo y tapar la negligencia respecto al relleno sanitario alterno”, apuntó en referencia al plazo que vence en seis días para clausurar el vertedero de Alpacoma.

Betty Yañíquez, diputada del MAS, esgrimió lo mismo que Silva, al señalar que Revilla busca confundir a la población y “tender una cortina de humo”, indicó ABI.

El Alcalde anticipó que enviará toda la documentación al Ministerio de Justicia para que inicie una investigación, y destacó que la instancia para aclarar si hubo sabotaje o no es la Fiscalía, aunque de momento descartó la presentación de una denuncia.

Consultado sobre si ya se halló el terreno para la instalación del relleno sanitario transitorio, el burgomaestre paceño pidió paciencia y sostuvo que hará el anuncio en las próximas horas. (12/06/2019)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia