Ciudades

Violenta protesta de los choferes deja 5 heridos y 22 arrestados

Daños. El edificio de la Alcaldía cochabambina fue apedreado por los radiotaxistas

Control. Un manifestante es capturado en la plaza 14 de Septiembre, de Cochabamba, tras ataque a la Alcaldía.

Control. Un manifestante es capturado en la plaza 14 de Septiembre, de Cochabamba, tras ataque a la Alcaldía. Fernando Cartagena.

La Razón / Angélica Melgarejo / Cochabamba

01:24 / 28 de febrero de 2013

La violencia marcó la primera jornada del paro indefinido declarado por la Asociación de Radio Móviles de Cochabamba (Aramco) contra la restricción de ingreso de sus afiliados al centro de la ciudad y dejó cinco heridos, 22 arrestados y destrozos a la Alcaldía cochabambina.

Los radiotaxistas de Cochabamba  demandan la anulación de la Ordenanza 4394, que restringe el acceso al casco central de particulares y radiomóviles. La norma exime de la prohibición a las otras modalidades de transporte público urbano.

Entre los heridos se encuentran tres policías, dos de ellos con contusiones en la cabeza; una funcionaria municipal; y Jhonny Gumucio, vicepresidente de Aramco, informó el coronel Freddy Enríquez, director de la fuerza anticrimen (FELCC).

A las 08.40, afiliados a Aramco    —entre propietarios y sus choferes asalariados— ganaron las calles; a su paso golpearon con chicotes a sus afiliados que aún prestaban servicio y pincharon las llantas de los vehículos que pretendían pasar los cercos.

A las 10.00 se concentraron en la plaza 14 de Septiembre y, con apoyo de vecinos y comerciantes, tras forcejear con la Policía, lograron ingresar a la Alcaldía. Sin embargo, minutos después dejaron el edificio denunciando que el alcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos (MAS), se negaba a recibirlos.

Violencia. Entonces comenzó el ataque al edificio con piedras, palos y petardos, dos personas resultaron heridas allí, el dirigente Gumucio y un policía. El comandante Departamental de la Policía, coronel Erwin Montaño, intentó calmarlos y ofreció encaminar el diálogo, pero tras algunos minutos ordenó un operativo.

Dos carros Neptuno fueron desplazados hasta la plaza para repeler a los atacantes; policías en motocicletas los rodearon mientras los efectivos a pie aprehendían a dirigentes de la asociación de radiotaxis.

Los detenidos fueron llevados a la FELCC, entre ellos figuraba el concejal de Todos Por Cochabamba (TPC) Edwin Jiménez, aprehendido por reclamar por los excesos de la Policía. “No puedes tratar así a una dama”, le dijo a un agente. “Qué vas a hacer, ¿me vas a detener también?”,  gritó y en seguida fue conducido a dependencias del Comando, aunque minutos más tarde fue liberado.

Mauricio Leoni, ejecutivo de Aramco, y Fernando Vargas, vicepresidente de la Federación de Juntas Vecinales, también fueron arrestados. Castellanos descartó la posibilidad de un acercamiento, calificó la manifestación como un “acto vandálico” y pidió a la Fiscalía abrir procesos penales contra los responsables.

Por la tarde, la Asesoría Jurídica del Gobierno Municipal presentó una denuncia formal contra Aramco por deterioro al patrimonio del Estado y ocasionar lesiones a funcionarios públicos municipales. 

Origen del conflicto en Cochabamba

Restricción

La movilización de Aramco resurgió a diez meses de la firma de un acuerdo con la Alcaldía que preveía la evaluación de la ordenanza de restricción vehicular y la incorporación paulatina del transporte publico masivo a la medida, que busca descongestionar el centro de Cochabamba. Aramco denunció que el transporte masivo aprovechó la restricción a su sector para duplicar frecuencias y la cantidad de vehículos que pasan por el casco central.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia