Ciudades

En El Alto circulan cerca de 1.000 micros del siglo XX

Servicio. Están agrupados en cuatro sindicatos. Los más antiguos trabajan desde hace 50 años

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

03:14 / 24 de noviembre de 2014

En El Alto circulan cerca de 1.000 micros del siglo pasado. El chasis que llevan y su motor son de 1960 y 1980, pero ahora funcionan con gas natural vehicular (GNV) en rutas específicas en los distritos 1, 3, 5 y 8. Cuatro sindicatos cuentan con colectivos en esta ciudad: Pedro Domingo Murillo, Litoral, Eduardo Abaroa y Villa Victoria. Cada uno calcula que posee un promedio de 250 vehículos que poseen estas características.

Los choferes entrevistados por La Razón aseguraron de que estos buses funcionan a la perfección, pues cuentan con nuevos sistemas de transmisión y de suspensión e, incluso, motores, aunque el chasis sigue siendo el mismo, lo cual le brinda la apariencia de ser antiguo.

“Si hay algo que nos molesta y lo vimos en algunos canales de televisión es que califican a estos micros de ‘viejos’, pero nosotros hemos hecho el esfuerzo de cambiar muchas cosas, excepto el chasis”, explicó Siriaco Nobleza Quispe, afiliado al sindicato Pedro Domingo Murillo.

El director del Organismo Operativo de Tránsito (OOT) de El Alto, Juan Carlos Miranda, anunció que se reunirá con las organizaciones y los dirigentes vinculados a la Federación Andina de Choferes 1° de Mayo para realizar inspecciones de su institución a este tipo de motorizados. “Quiero aclarar que será a todo el parque automotor; pero si hablamos de micros, vamos a reunirnos con los dirigentes para hacer controles y explicarles que el mantenimiento es central y parte de ello”.

Los colectivos que circulan por la Ceja y algunas zonas de El Alto tienen hasta 50 años de recorrido.  En un inicio, el servicio que prestaban era de la ciudad de La Paz a la de El Alto por la avenida Naciones Unidas y por la avenida Carlos Palenque, ubicada en el sector del Faro Murillo, en el Distrito 1.

Desde entonces hasta la fecha, su aspecto no ha cambiado. Siguen teniendo los asientos forrados con cuero o cuerina, aunque algunos los hicieron tapizar con tela. La capacidad de transporte de estos motorizados sí ha variado, pues para hacer ingresar más pasajeros los dueños redujeron las distancias de un asiento con relación al otro. Esto provoca incomodidad en los usuarios que tienen que llevar las rodillas a un costado para caber en el espacio.

Sin embargo, alteños señalaron que están conformes con el servicio que prestan los micros, porque, afirmaron, son el único medio de transporte que cumple sus recorridos y no realizan el famoso “trameaje”.  La capacidad de estos motorizados varía de entre 35 y 45 personas, ya que algunos logran ubicar a 21 sentadas y otros a 30; el resto va parado.

En una hora y media recorren cerca de 13 kilómetros de norte a sur o viceversa. El pasaje que cobran es de Bs 1 hasta la Ceja y de parada a parada Bs 1,50. Utilizan gas natural vehicular (GNV). Según conductores, estos colectivos son revisados en los talleres por lo menos una vez al mes. Y, además, cada propietario los revisa cada semana, porque descansan entre uno y dos días en ese periodo.   

La Alcaldía también implementará inspecciones a estos buses, debido a que se sospecha que son los más contaminantes. “Se trata de una revisión completa, de mecánica, de gases que emiten, de servicio a la población. Todo ello hay que normar, y lo haremos de forma conjunta con los choferes”, anunció el secretario municipal de Movilidad Urbana y Transporte, Daniel Fernández.

La autoridad explicó que se contará con la ayuda de Tránsito para realizar una fiscalización pormenorizada a los vehículos antiguos. Por otra parte, anunció que la población contará con un servicio de transporte masivo más moderno con la incorporación de “los 60 buses Sariri, que comenzarán a operar desde enero de 2015”. Fernández aclaró que la incorporación de esta flota no pretende eliminar el servicio de los micros.

Los vecinos apoyan a las góndolas

Vecinos de El Alto están satisfechos con el trabajo que realizan los micros, porque recorren toda su ruta, es decir no realizan trameajes como los demás servicios.  “En días de paro, cuando los choferes de minibuses desaparecen de la Ceja desde las 18.00 hasta las 20.00, estos micros nos salvan para llegar a nuestro destino. Creo que deberían distinguir esta labor”, destacó Víctor Cancari, de la zona Cosmos 79 del Distrito 3 alteño.

Las rutas que recorren estos motorizados son, en el caso del sindicato Pedro Domingo Murillo, Cosmos 79, Mercedario y Collpani, hasta la zona Villa Ingenio, pasando por Villa Adela, la avenida Julio César Valdez y la Ceja.

En el caso de Eduardo Abaroa, Litoral y Villa Victoria, circulan por la Ceja, llegan de La Paz por la Carlos Palenque o la avenida Naciones Unidas y dan vuelta en la Ceja para regresar a la hoyada. Los dirigentes aseguraron que tienen reglamentos internos que prohíben a los transportistas públicos aplicar el cambio de rutas. Por esta razón, en caso de infracción, se aplican multas económicas y suspensiones si los involucrados son reincidentes.

Los buses causan el 20% de la contaminación ambiental

El 20% de los micros que actualmente circula en El Alto causa contaminación en el medio ambiente, según un estudio realizado por la unidad municipal de Medio Ambiente de la Alcaldía y la red de Monitoreo de Calidad del Aire en Bolivia (MoniCA).

El secretario municipal de Medio Ambiente y Calidad Ambiental, David Apaza, señaló que el 70% de la polución de esta ciudad es causada por la emisión de gases de los vehículos públicos y particulares. “Pasa que las partes viejas de los motores no funcionan como nuevas y los choferes van adaptando partes, lo que al final provoca la contaminación”, dijo.

Apaza explicó que de ese 70% de vehículos que causa la polución, el 30% corresponde a minibuses, 20% a micros y vehículos viejos y 20% a coches particulares. “Los lugares de más tráfico vehicular son los que sufren la mayor proporción de contaminación, es decir: las avenidas 6 de Marzo, Juan Pablo II, Naciones Unidas y las calles Jorge Carrasco, Franco Valle y Libertad. En la Ceja es donde se registran los índices más elevados. Pero hay otras vías que empiezan a congestionarse lejos del centro”.

Explicó que lo permisible en cuanto a niveles de contaminación es 40 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico, pero en estos sectores se registran entre 50 y 60 microgramos. Se debe también al tipo de combustible y al deterioro de los autos.

Apaza añadió que el crecimiento del parque automotor es uno de los factores. Otro es la falta de renovación de los motorizados, ya que los propietarios suelen tener un vehículo incluso por más de 15 o 20 años. “De acuerdo con los datos obtenidos, el crecimiento del parque automotor en nuestra ciudad llega a un promedio de 5.000 motorizados por año, pero solo el 5% son reemplazados o desechados por su antigüedad”, destacó el especialista.

La Dirección de Recaudaciones del gobierno local tiene registrados 81.300 vehículos; de éstos, más del 80% tiene 15 años de antigüedad o más. Recordó que no se cuenta con una norma para sancionar a los vehículos que emiten gases contaminantes. “Solo se pueden hacer controles, pero aún no podemos intervenir el 100%”.

La autoridad anunció que desde este lunes 24 se instalarán puntos de control de los niveles de saturación del aire, los cuales servirán además para orientar a la población para que cuide el medio ambiente. “Se ha programado la Semana del Aire Limpio para conocer la cantidad de contaminación que producen los vehículos en general”. Al concluir la semana, se harán evaluaciones para aplicar medidas de prevención.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia